Y entonces quedaron cuatro…

(09/05/19) Nota de prensa de Rodrigo Alvarez para El Cronista.

El disco “And then they were three” (“Y entonces quedaron tres” en su versión en español) es el noveno disco de génesis. La placa refiere a la partida del guitarrista Steve Hackett, dejando al grupo reducido a un trío. Como resultado, los roles de los restantes miembros de la banda se definieron más ampliamente. Tony Banks se encargó de todos los teclados, Mike Rutherford de todas las guitarras y bajos, y Phil Collins de las baterías, percusión y voz. Con esta formación la banda transito los casi 20 años restantes que le quedarían en su carrera con un estilo más alejado de sus raíces sinfónicas y progresivas; enhorabuena.

Recientemente Cambiemos lanzó 10 consensos básicos, los cuales buscan dar previsibilidad antes de las elecciones. En Analytica hace tiempo venimos insistiendo con 5 pre-requisitos para una macroeconomía “sana”; 4 de ellos a nuestro criterio  permanecen pendientes.

La lista de consensos confunde instrumentos con objetivos de política económica. Una vez pasados por ese tamiz y asumiendo que el mix de precios relativos actual es el adecuado (principalmente tarifas y tipo de cambio), creemos que estamos hablando de los mismos 4 pilares para una economía sustentable: deuda, mercado de cambios, estabilidad nominal y “equilibrio social”.

Si miramos los 10 consensos básicos a través de nuestro prisma podemos clasificarlos de la siguiente forma:

  • Instrumentos de política económica: 1) Equilibrio fiscal, 2) Banco Central Independiente, 3) sistema previsional ordenado, 4) reducción de impuestos. El primero y el tercero merecen una aclaración. En una primera lectura, ambos son objetivos de política. Sin embargo, una vez incorporada la reducción de impuestos al esquema, estamos hablando de un recorte del gasto público ya que resulta difícil imaginar un aumento de la recaudación en un contexto de quita de impuestos; al menos con tasas de crecimiento moderadas como las que resultarían de implementar una reforma previsional inserta en una política monetaria restrictiva como la que esperamos para 2020.
  • Objetivos de política económica: 5) integración comercial, 6) empleo formal, 7) cumplir los pagos de deuda.
  • Ya cumplidos: 8) Federalismo fiscal, 9) INDEC confiable, 10) seguridad jurídica. Teniendo en cuenta la dinámica de las cuentas públicas provinciales y el buen desempeño de los gobiernos locales en las elecciones recientes, el primero luce bastante sólido. A su vez, considerando que venimos de expropiar la filial de una multinacional (YPF), la gestión actual tiene un “muy bien 10 felicitado” en este punto. Nadie cuestiona al INDEC de Todesca.

En Analytica comenzamos 2019 con el desafío de pensar la consistencia económica de largo plazo. Es por ello que no sólo planteamos 5 objetivos de política económica, sino también le dimos un orden a la secuencia de implementación. En particular:

  • Un nivel de precios relativos que garantice el normal funcionamiento de la economía.
  • Un sendero de deuda sostenible.
  • Un mercado de cambios balanceado.
  • Estabilidad nominal.
  • Pax social: salarios reales y empleo que acompañen el crecimiento económico.

 

Los objetivos trazados por el Gobierno, integración comercial, generación de empleo formal y cumplimiento de los contratos de deuda, están en línea con el equilibrio en el mercado de cambios, la pax social y la sostenibilidad del sendero de deuda. Sin embargo, los consensos omiten un punto importante: el orden de implementación de las medidas para generar los objetivos deseados.

En Analytica creemos que el nivel de precios relativos luce adecuado. Sin embargo, urge mejorar el perfil de vencimientos de la deuda. Aquí pensamos en un canje voluntario luego de un nuevo acuerdo con el FMI el cual, inevitablemente implica una reforma previsional y laboral. La estructura de la economía argentina genera un vínculo muy directo entre problemas de deuda y equilibrio en el mercado de cambios. Por lo tanto, al mejorar el perfil de deuda, con este nivel de tipo de cambio y con algunos arreglos en la regulación de la cuenta capital, obtenemos un mercado de cambios balanceado para este nivel de tipo de cambio real; continuando quizás con los ajustes en los impuestos al comercio exterior. Recién ahí podemos pensar en un proceso des-inflación sostenible que contemple la generación de empleo y por ende garantice un crecimiento sostenido.

Los 10 consensos básicos esconden importantes lineamientos para una macroeconomía sana. Una vez separados los instrumentos de los objetivos y eliminando aquellos que consideramos satisfactoriamente cumplidos …. quedaron cuatro.

Al igual que ocurrió con Génesis, podemos pensar en una síntesis superadora. Resta discutir los instrumentos adecuados y trabajar en la comunicación a los actores relevantes. Lógicamente, conocer el camino es muy distinto a transitarlo. Sabemos que este desafío requiere acuerdos políticos y sociales amplios que hoy lucen distantes.